• Amando a Dios, mientras me despierto esta mañana, me entrego a ti, te agradezco y te alabo por los muchos dones que me has dado, y con un espíritu de fe firme y confianza infantil sé que hoy me protegerás de todo peligro cosas que vienen a mí y a mi familia

  •